• Jaime Delgado Zegarra

2007 DECLARAR VERDADERA POTENCIA DE SONIDO

2007 DECLARAR VERDADERA POTENCIA DE SONIDO

OBLIGACION DE DECLARAR LA VERDADERA POTENCIA DE LOS EQUIPOS DE SONIDO


Este es otro caso en donde el engaño no solo se da en el ámbito nacional, sino que viene así dispuesto desde su origen por los fabricantes extranjeros, y que por cierto afecta a todos los consumidores del mundo, especialmente de aquellos donde no hay mecanismos de protección del consumidor eficientes, ni organizaciones de consumidores activas.

El engaño consiste en ofrecer equipos de sonido con una potencia que en realidad no tienen. Para esto han buscado un artificio inventando una unidad de medida arbitraria, los watts “pmpo”.

Lo que ocurre es que desde hace algunos años hemos entrado a una competencia, a ver quién es dueño del equipo de sonido más potente. A pesar de que nuestro oído tiene una capacidad límite para soportar el sonido sin ensordecernos ni dañarnos, las modas nos han inducido a desear el más potente de los equipos.


Por desgracia, la falta de información y de educación en temas de consumo nos hace caer fácilmente en el engaño. Generalmente cuando alguien compra un equipo piensa que el mejor es el que suena más fuerte, cuando en realidad lo importante es que suene mejor.


La competencia en el mercado es por quién vende el equipo con mayor cantidad de watts. Primero fueron 30 watts, luego 50, después 100 y 200; más tarde ya nadie los paró, unos hablaban de mil watts, otros de dos mil, cinco mil, ocho mil, etc., todo lo cual era un engaño.


La potencia de sonido está representada en una unidad de medida. Como el metro es para la longitud y el kilo para el peso, el vatio o watt es la referencia técnica para estimar la potencia de un equipo sonoro.


Metrológicamente, el watt es la potencia eléctrica generada por una diferencia de potencial de un voltio y una corriente eléctrica de un amperio. La potencia eléctrica de los aparatos se expresa en watts. Esta misma unidad, cuando se trata de gran potencia, se llama kilovatio (kW). Mil watts equivalen a 1 kW.


La denominación de watt fue adoptada durante el Segundo Congreso de la Asociación Británica por el Avance de la Ciencia (1889), en homenaje a James Watt y a sus contribuciones al desarrollo de la máquina a vapor. Posteriormente, en 1960, el watt fue incorporado al Sistema Internacional de Medidas por la Conferencia General de Pesos y Medidas.


Un equipo de sonido con 100 watts para una casa familiar es más que suficiente y hasta la hace retumbar. No obstante, los industriales comenzaron a lanzar al mercado equipos con mil y hasta ocho mil watts, pero como no podían ser los watts reales inventaron un nuevo tipo, los watts PMPO (Peak Music Power Output o salida de potencia de picos), que vendría a ser algo así como la intensidad máxima de una nota musical que puede alcanzarse por una milésima de segundo, antes de que el equipo reviente.


Estos watts PMPO son un invento de los industriales, solo para engañar a los consumidores, haciéndoles creer que están adquiriendo un equipo más potente, por el cual tendrían que estar dispuestos a pagar mucho más.


Estas son las famosas “medidas estiradas” con las que se engaña a los consumidores. Hacen parecer que las cosas son más grandes y más potentes de lo que realmente corresponde. Es hora de que esas prácticas paren de una vez, no hay derecho a engañar a la gente de esta manera.


Los watts reales son los denominados RMS (Root Mid Square o raíz cuadrada media), representados por el valor medio y constante de potencia que puede brindar un amplificador. Esto es medible y comprobable matemáticamente; en cambio el watt PMPO es absolutamente arbitrario y cada fabricante adopta sus propias equivalencias.


El error de los consumidores es pensar que mientras más watts tenga un equipo es mejor y más potente, sin tomar en consideración otros aspectos técnicos que son muy importantes.

Luego de las acciones interpuestas se dispuso que los equipos de sonido informen en su publicidad y rótulos o etiquetas los watts reales.


#JaimeDelgadoZegarra #Defensordelosconsumidores #defensadelconsumidorperu

0 vistas

© 2019 by Jaime Delgado.