• Jaime Delgado Zegarra

2005 NO MAS FALSO CURADOR DE DIABETES

2005 NO MAS FALSO CURADOR DE DIABETES

Lamentablemente existen personas que aprovechándose de la enorme cantidad de personas que sufren de diabetes, y siendo que la ciencia aún no ha encontrado una cura para este mal, [1] venden productos y tratamientos que no tienen ningún fundamento científico ni médico, engañando a los incautos consumidores que pasan por una situación delicada de salud y están dispuestos a experimentar de todo con tal de curarse.


La diabetes mellitus es una enfermedad incurable que incapacita al cuerpo para metabolizar o usar eficazmente los carbohidratos, las proteínas y las grasas. Cuando comemos, los alimentos (especialmente carbohidratos y frutas) se convierten en glucosa. Todas las células del cuerpo necesitan glucosa para vivir, pero la glucosa no puede penetrar en las células sin la intervención de la insulina. La insulina se produce en las células Beta, que están ubicadas en el extremo del páncreas.


Por ejemplo, cuando comemos un pedazo de pan, una vez digerido se convierte en glucosa. La glucosa circula a través de la corriente sanguínea para alimentar a cada célula del cuerpo. La presencia de glucosa estimula las células Beta del páncreas para liberar insulina. La insulina llega hasta cada célula y actúa como una llave en sus receptores, con el fin de abrir sus puertas y dejar a la glucosa entrar. Si no hay insulina o los receptores de las células no funcionan, la glucosa no puede penetrar en las células, y la persona afectada sufrirá de carencias de nutrientes.


Se calcula que actualmente existen más 422 millones de adultos en todo el mundo tenían diabetes en 2014, frente a los 108 millones de 1980. La prevalencia mundial (normalizada por edades) de la diabetes casi se ha duplicado desde ese año, pues ha pasado del 4,7% al 8,5% en la población adulta.[2]


Las causas de esta enfermedad son diversas, entre ellas hay un factor genético o hereditario predisponerte. No obstante, el régimen alimenticio, la actividad física y los estilos de vida, contribuyen mucho a generar las condiciones necesarias para detonar esta enfermedad.

Una de las personas que con mayor frecuencia e intensidad promueve en el Perú la cura para la diabetes es el señor Víctor Medina. Cuando fue denunciado se comprobó que dicho señor no cuenta con ninguna prueba fehaciente que acredite la verdad de sus afirmaciones, por lo cual fue sancionado, prohibiéndosele seguir ofreciendo su cura para la diabetes.[3]


Lamentablemente, pese a la sanción impuesta continuó haciendo publicidad vía web, aunque esta vez parecía dirigirse a un público extranjero, invitándolos a venir a Perú para someterse a su mágico tratamiento. Seguramente cuando esas personas ya de vuelta a casa, y se daban cuenta del engaño, difícilmente podrán denunciar el hecho.


La página web www.diabetessecura.com de este señor decía:

  • En el Perú, el investigador naturista Víctor Medina Peña, luego de experimentar con plantas medicinales de diferentes tipos por más de 20 años, ha descubierto la fórmula natural que cura la diabetes tipo 2. “Es la naturaleza la fuente misma del alivio y curación de esta terrible enfermedad”. Con una dieta especial y en base a un jugo de plantas medicinales, el investigador naturista cura la diabetes tipo 2 en un 100 por ciento de los casos. Pueden tener uno o más años padeciendo la enfermedad, pero obtienen alivio inmediato y la cura total en un tiempo relativamente corto.

  • El tratamiento dura tres meses y es de carácter ambulatorio. Se inicia en Lima - Perú por un período de ocho días, tiempo en el cual se le administra al paciente los preparados a base de plantas medicinales del Perú y se le indica una dieta especial que deberá llevar por tres meses.

  • Efectos inmediatos de la formula natural. Luego de la administración de los preparados naturales los síntomas, manifestaciones y consecuencias de la diabetes tipo 2, disminuyen progresivamente hasta desaparecer completa-mente en los ocho días que dura la estancia en Lima – Perú.

Frente a semejantes afirmaciones publicitarias uno se pregunta, si la ciencia aún no ha encontrado cura a este mal, porque personas que anuncian curas milagrosas, logran convencer que la gente vaya donde ellos y les entregue su dinero. La respuesta es sencilla, cuando alguien está desahuciado por la ciencia, le importa poco hacer la prueba con nuevos métodos supuestamente maravillosos, total qué pierde en el intento, un poco de dinero, nada más. Claro que a veces se arriesgan a ingerir cosas que le pueden provocar alguna reacción adversa. De esta situación se aprovechan individuos y empresas, pero también de la debilidad y desatención del Estado para controlar estas prácticas mercantiles abusivas.



[1] http://www.msal.gob.ar/ent/index.php/informacion-para-ciudadanos/diabetes

[2] https://www.who.int/diabetes/global-report/es/ Recuperado 15-09-19

[3] https://www.indecopi.gob.pe/documents/20182/143803/074-2005.pdf ; Recuperado 15-09-19

2 vistas

© 2019 by Jaime Delgado.